Articulación Temporo-Mandibular

La articulación temporo-mandibular (ATM) es un elemento funcional que actúa equilibrando el cráneo sobre la columna cervical. La relación muscular entre las tres estructuras es muy estrecha y como sucede en el resto del cuerpo, todo guarda relación. Nada funciona sin solicitar ayuda de zonas anexas, una lesión cervical puede afectar a la mecáncia de la ATM y viceversa.

Es en el primer caso, el factor postural a nivel cervical el que puede originar disfunciones en la ATM. La ATM, en una fase postural normal, no es una articulación de carga de peso, pero una mala oclusión dental o un mal estado de la dentición puede provocar una sobrecarga articular y ocasionar chasquidos, rechinar, alteraciones en el menisco o bruxismo.

Con el paso del tiempo, terminarán afectando el equilibrio que forman la columna cervical, cráneo y mandíbula y aparecerá el dolor cervical.

 

Como síntomas a nivel local podemos encontrar, además de los mencionados, dolor suboccipital, en la zonas  temporal o frontal del cráneol, en los maxilares, encías y dientes, dolor en la musculatura cervical u ojos, sensación de ruidos en el oído              ( acúfenos), taponamiento de oídos, sensación de vértigo, etc.

El 65,1% de los pacientes entre 8 y 12 años bajo tratamiento ortodóntico presentan una pérdida de la curvatura cervical y síntomas de cérvico-cefaleas.

En el análisis de 44 pacientes con dolor craneo-cervical, el 84% presentó pérdida de la lordosis cervical, el 68% de estos, presentaron procesos degenerativos en la ATM.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Alberto Velez Iglesias